Terapia para adolescentes

"Mi hijo/a ha cambiado mucho"; "antes no era así"; "no le reconozco"; "le ha cambiado el carácter"; "está siempre de mal humor"; "se queja y se rebela por todo"; "no hace caso"; "no nos cuenta nada"; "lo hemos intentado todo"; "no sabemos qué más hacer".

Si te reconoces en estas expresiones, seguro que eres un padre o madre preocupado por su hijo/a adolescente y que hace todo lo que puede para ayudarlo y mantener la armonía familiar.

En Conscientemente abordamos los problemas que surgen en la adolescencia trabajando conjuntamente con la familia. Por una parte, proporcionamos un lugar propio para que el/la adolescente pueda reflexionar sobre aquello que le hace sufrir y pueda encontrar un modo de resolverlo; y por otra, acompañamos a la familia en la adaptación a esta nueva etapa.

¿Para qué una terapia para adolescentes?

La adolescencia es un momento de cambios, un proceso de descubrimiento personal y de búsqueda y construcción de identidad. Es un periodo donde es habitual que se sientan confusos, incomprendidos y aislados, y en el que abundan los pensamientos del tipo “nadie me entiende”, “todo me pasa a mí”.

Y es que la adolescencia es una crisis en sí misma. Hay quien lo equipara a un parto, en el que el adolescente debe “matar” al niño que fue y dar a luz a un adulto maduro. Y durante el proceso, como en cualquier parto, hay nervios, gritos, frustración, angustia, dolor, llanto… pero todo ello es necesario para poder alumbrar la madurez y la autonomía. 

Para las familias, la adolescencia es un gran desafío para el que deben desarrollar nuevas herramientas para afrontar esta nueva etapa llena de dudas y conflictos. La comunicación con un adolescente no suele ser una tarea fácil ya que, frecuentemente, tratan de esconder sus emociones y preocupaciones. Esto puede generar un gran malestar, no solo en el adolescente, sino en todos los miembros de la familia. Para estos casos, la terapia puede ser de gran utilidad para desbloquear la situación y buscar nuevas fórmulas de relacionarse, comunicarse y construirse mutuamente.

¿Cómo funciona la terapia para adolescentes?

La primera visita es conjunta con los padres y el/la adolescente. En esta primera sesión os conoceremos como familia, hablaremos del motivo que os trae a terapia y recogeremos la información necesaria para contextualizar la problemática. También os explicaremos el funcionamiento y metodología del centro y como lo adaptaremos en función de vuestro caso particular.

Intervención terapéutica con el/la adolescente. Las sesiones iniciales se centran en establecer un buen vínculo terapéutico con el/la adolescente para que se sienta con la confianza y libertad necesarias para poder expresarse con seguridad. Aquí dispone de un espacio propio donde encontrará escucha y comprensión sin enfados ni juicios.

Seguimiento y/o pautas a los padres. Se mantiene un contacto recíproco de intercambios de información con la finalidad de poder establecer una atención más individualizada y precisa. También se puede ofrecer recomendación de pautas para poder intervenir desde casa y poder ir en una misma línea de trabajo.  

Coordinación con la escuela y otros centros de interés. En caso de que aparezcan dificultades en el colegio u otros ámbitos se pueden realizar coordinaciones para obtener una visión global de las dificultades.  

Las sesiones tienen una duración entre 50-60 minutos. La frecuencia puede ser semanal o quincenal, dependiendo del caso. Y puede hacerse en formato presencial u online.

¿Qué podemos trabajar en este espacio?

  • Baja autoestima o inseguridad
  • Problemas de comportamiento
  • Problemas de la conducta alimentaria e imagen corporal
  • Ansiedad o estrés
  • Dificultades para la regulación emocional
  • Dificultades para socializar
  • Estado de ánimo bajo
  • Elevada autoexigencia
  • Desorientación profesional
  • Autoconocimiento y crecimiento personal

LA SESIÓN INCLUYE:

  • La hora de la sesión
  • Preparación del caso
  • Supervisión del caso si es necesario
  • Comunicación entre sesiones por email o whatsapp
  • Actividades entre sesión y sesión específicas para ti
  • Formación continuada para ofrecerte un mejor acompañamiento